Coronas y puentes

Las coronas y puentes son una alternativa en técnicas de restauración dental, ya que permiten reparar o reemplazar dientes dañados, o bien piezas dentales faltantes, logrando una apariencia estética similar al diente original.

Las coronas o fundas, son cubiertas artificiales que recubren la parte visible del diente, protegiendo su estructura y mejorando su apariencia. Se utiliza la corona para restaurar un diente fracturado, dañado por caries, cuando tiene muchas obturaciones, o cuando se ha sido sometido a tratamiento de conducto.

Con los puentes dentales es posible obtener una sonrisa de aspecto natural y real después de la pérdida de un diente. Los puentes reemplazan en forma artificial la pérdida de uno o más dientes naturales. Para apoyar el puente, los dientes que se encuentran a ambos costados del faltante, se preparan para colocarles una corona. El puente y las coronas son puestos en la boca como una sola unidad, en forma definitiva. No pueden ser removidos por el paciente, como las prótesis removibles.